sábado, 22 de octubre de 2016

La marihuana deteriora la capacidad intelectual de manera irreversible

Se ha instalado y crecido al amparo de discursos que la aseguran inocua. Se dice, de la marihuana, que no genera adicción, que es menos tóxica que el tabaco y que hasta puede resultar beneficiosa en algunas circunstancias. Tres “mitos” que gozan de una controvertida aceptación social y que la ciencia médica refuta a rajatabla. “Nada más alejado de la realidad”, enfatizaron desde la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar) al difundir que uno de cada cuatro pacientes en tratamiento en centros dependientes del organismo están siendo rehabilitados por adicción a la marihuana. Pues bien: una flamante investigación, realizada en Nueva Zelanda, asegura que su uso persistente, sobre todo en adolescentes, deteriora significativamente y de forma irreversible las funciones cerebrales.
La investigación es una de las más amplias que se han llevado a cabo sobre los efectos de la marihuana en el cerebro. Los científicos siguieron durante más de 20 años a un grupo de 1.000 jóvenes y encontraron que los que habían comenzado a usar marihuana antes de cumplir los 18 años -cuando su cerebro estaba aún desarrollándose- mostraban una reducción “significativa” en su coeficiente intelectual.
Quienes empiezan a consumir marihuana antes de los 18 años muestran una reducción “significativa” en su coeficiente intelectual, según un estudio
Un equipo de investigadores, dirigido por la profesora Madeline Meier de la Universidad de Duke, en Carolina del Norte, Estados Unidos, analizó el impacto del uso de marihuana en varias funciones neuropsicológicas de 1.037 individuos nacidos entre 1972 y 1973. Los científicos siguieron a los participantes hasta que cumplieron 38 años, realiándoles entrevistas y estudios periódicos. Tomaron en cuenta factores como dependencia de alcohol y/o al tabaco, uso de otras drogas y nivel de educación.
Al evaluar todos los casos, encontraron que los participantes que habían usado persistentemente marihuana mostraban un “amplio deterioro” en varias áreas neuropsicológicas, como funcionamiento cognitivo, la atención y la memoria. Quienes habían usado la droga al menos cuatro veces a la semana, año tras año, durante su adolescencia, sus 20 años y, en algunos casos, sus 30 años, mostraron una reducción en su coeficiente intelectual. La relación, concluye el estudio, es inapelable: cuanto más fumaba el individuo, mayor la pérdida en el CI.
El daño y la pérdida de coeficiente intelectual que produce el consumo habitual de marihuana es irreversible
Uno de los puntos mas importantes del estudio fue demostrar que el daño era irreversible. Al dejar de usarla o reducir su uso no lograron restaurar completamente su pérdida de CI. Es decir, los efectos neurotóxicos son clarísimos y el daño es permanente.
El estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). Robin Murray, profesor de psiquiatría del King’s College de Londres, explicó que el estudio es “una investigación extraordinaria. Es probablemente el grupo de individuos que ha sido más intensamente estudiado en el mundo y, por lo tanto, los datos son muy buenos. Hay muchos informes anecdóticos de que los usuarios de marihuana tienden a ser menos exitosos en sus logros educativos, matrimonios y ocupaciones. Este estudio ofrece una explicación de por qué puede ocurrir”.

Fuertemente adictiva

Según datos del Registro Continuo de Pacientes en Tratamiento de SEDRONAR, en 2005 la marihuana motivó el tratamiento del 25% de los 2.369 pacientes que estaban siendo rehabilitados en 53 centros de todo el país. “Este alto porcentaje desmiente los discursos habituales sobre la marihuana, que insisten en instalarla como una droga que no genera mayores daños sobre la salud. Es mucha la gente que no puede dejarla ni manejarla y que está padeciendo las consecuencias de su consumo“, destacaron en Sedronar.
Es un mito que la marihuana no tiene toxicidad. Es una droga con sustancias psicoactivas muy potentes, que impactan sobre el sistema nervioso central y el aparato cardiovascular
“Es un mito que la marihuana no tiene toxicidad. Es una droga con sustancias psicoactivas muy potentes, que impactan sobre el sistema nervioso central y el aparato cardiovascular”, agregó la toxicóloga Norma Vallejo. “El uso crónico genera pérdida de interés y del deseo, fatiga, alteraciones de humor, disminución de la capacidad de concentración y depresión del sistema inmunológico. Además, afecta la fertilidad y aumenta las probabilidades de sufrir cáncer, enfermedades pulmonares y psicosis”, subrayó. “Muchos aseguran que el porro es menos dañino que el tabaco, y no es así. Su toxicidad es mayor porque se fuma distinto: se retiene más en las vías respiratorias y, en el proceso de fumado, desprende más monóxido de carbono que un cigarrillo”.
Los daños que puede generar la marihuana son múltiples y difieren mucho según la persona: como dicen en la jerga, “a cada uno le pega distinto”. Pero hay algo que afecta a todos los consumidores por igual: la adicción. “La marihuana genera dependencia física y, sobre todo, psicológica. Como otras drogas, excita y provoca un aparente estado de bienestar porque actúa sobre el sistema de recompensa del cerebro. El mismo, al ser estimulado, pide más”, destacó la especialista.
En el caso de la marihuana la adicción no está asociada necesariamente a la frecuencia de consumo. Tiene que ver con las particularidades de cada persona. Para evaluar si hay dependencia se observa si el consumidor desarrolló tolerancia (si el organismo se habituó y debe fumar más para lograr el mismo efecto), si su cotidianidad sufrió cambios (rutinas, hábitos, manejo del tiempo) y si hay manifestaciones que indiquen síndrome de abstinencia: “Si no puede dejar de fumar, si se pone irritable, transpira frío o no puede socializarse ni disfrutar cuando no fuma”, explican los expertos.
Muchos aseguran que el porro es menos dañino que el tabaco y no es así. Su toxicidad es mayor porque se fuma distinto: se retiene más en las vías respiratorias y, en el proceso de fumado, desprende más monóxido de carbono que un cigarrillo

 Los efectos menos conocidos del cannabis

Según diversos estudios de sociedades científicas de gran prestigio internacional, el uso persistente de marihuana provoca pérdida de memoria, reduce el rendimiento y altera las capacidades cognitivas. Puede producir depresión, ansiedad, psicosis y, en el peor de los casos, esquizofrenia
Los poderes psicotrópicos del cannabis son conocidos por el ser humano desde hace miles de años. Sus ‘propiedades embriagadoras’, como decía Herodoto en el siglo V, se deben fundamentalmente al delta-9-tetrahidrocanabinol (THC), el cannabinoide responsable de sus efectos en el cerebro. Cuando se inhala esta sustancia, el THC llega rápidamente al cerebro a través de la sangre. Sus efectos se sienten a los pocos minutos y pueden durar hasta dos o tres horas.
Una de las consecuencias menos conocidas tienen que ver con los trastornos psiquiátricos. Elconsumo de porros multiplica por dos las probabilidades de sufrir brotes psicóticos(con más riesgo a mayor dosis). Varios estudios coinciden en que la marihuana podría actuar como desencadenante de estos ataques en personas con una cierta predisposición genética. El riesgo se acentúa cuando el consumo se inicia antes de los 15 años.
A su vez, un informe elaborado por expertos de la Oficina de Control de Drogas de la Casa Blanca (EEUU), advierte de que los adolescentes que fuman marihuana tienen hasta un 40% más de riesgo de sufrir depresión, ansiedad, psicosis (alucinaciones) o algún tipo de enfermedad mental; especialmente en el caso de las chicas. Y aunque no se ha demostrado de una manera estadísticamente significativa que pueda causar esquizofrenia, sí parece que empeora sus síntomas y agrava los ataques.
No es lo mismo usar una droga que ser adicto a ella. Muchos consumidores no se convierten en adictos. Pero vale medir y conocer las consecuencias. Según datos del 2007, en nuestro país más del 6 por ciento de la población consume habitualmente marihuana, una cifra que convierte a la Argentina en el país de mayor consumo de América latina.

viernes, 12 de febrero de 2016

Beba Café y su salud se lo agradecerá !!

Beba café y su salud se lo agradecerá
VIERNES, 12 DE FEBRERO DE 2016
Una segunda o incluso una tercera taza de café al día pueden ayudarle no sólo a sobrellevar su cansancio durante el día, sino a mucho más. Así lo refleja un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard que publica hoy la revista Circulation, y que señala que el consumo de esta bebida, siempre que sea moderado, podría protegernos contra varias enfermedades.
La investigación sostiene que tomar como máximo cinco tazas de café al día justamente la cantidad fijada por la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria] reduciría el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular, diabetes, algunas enfermedades neurológicas o, incluso, por suicidio. Los datos se han obtenido del seguimiento durante unos 30 años de más de 200.000 hombres y mujeres de los que se estudiaron sus hábitos de vida y su consumo de café diario, un tiempo suficiente para sacar importantes conclusiones respecto a esta bebida.
La más importante de todas es que una taza de café reduce el riesgo de morir por una enfermedad cardiovascular como el infarto, algo que, en realidad, no es nuevo, ya que estudios previos ya habían sostenido que tres o cuatro tazas de esta bebida reducían la prevalencia en las venas de calcio coronario, lo que influiría en el buen estado de los vasos sanguíneos, y por tanto, alejaría el riesgo de esta complicación. También se han estudiando los beneficios anti obesidad del café, y se ha observado que esta bebida lucharía contra la aparición de grasa visceral.
En opinión de Vicente Arrarte, vocal de la Sección de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología, este estudio "es un nuevo apoyo hacia lo que ya se estaba viendo y que vendría a apoyar la teoría de que el café no es tan malo como se creía". Para este cardiólogo, que apunta, no obstante, que, a su juicio, "los beneficios del café todavía no están fuertemente demostrados", éstos tendrían su justificación, sobre todo a nivel cardíaco, en base a que "el café es un antioxidante muy potente", y por tanto, "podría tener cierta protección a una dosis normal".
También en el descafeinado
Aunque los beneficios a nivel cardiovascular de una de las bebidas más consumidas del mundo ya se habían documentado, todavía existen aspectos que no estaban totalmente claros y sobre los que este estudio aporta nuevos datos. Por ejemplo, la publicación de Circulation señala que los efectos positivos del café se dan tanto en el descafeinado como en el que tiene sí cafeína. Según los autores del estudio, "esto sugiere que hay otros componentes en el café además de la cafeína que podrían desempeñar un papel beneficioso", aunque haría falta investigar más para clarificar este punto.
Igualmente, el trabajo ha servido para evidenciar otra curiosa asociación: quienes más café beben son más propensos a fumar y a beber alcohol. En opinión de Arrarte, es quizás este vínculo con el tabaco el responsable de "esa leyenda negra" del café que hacía que muchos clínicos se resistieran a recomendar este estimulante. Pero ahora, esta investigación despejaría esta incógnita, ya que para cerciorarse de que los beneficios también se cumplían en los no fumadores, se repitió el análisis con estas personas, y vieron que los efectos protectores del café eran incluso más evidentes en este grupo.
Beneficios contra el párkinson y la diabetes
Los resultados también han arrojado un impacto positivo del café en las muertes provocadas por otra importante enfermedad: la diabetes tipo 2. Según los autores, habría varios mecanismos biológicos que podrían explicar esto: "El ácido clorogénico, quinídeo, los lignanos, la trigonelina y el magnseio presentes en el café reducen la resistencia a la insulina y a la inflamación sistemática", escriben. "Al fin y al cabo, la diabetes es una enfermedad cardiovascular", apunta Arrarte, por lo que, podría ocurrir que el café también protegiera contra ella.
El párkinson, según sostiene el estudio, es también es una enfermedad que se beneficiaría de una ingesta moderada de café, ya que su consumo atenuaría la pérdida de dopamina, un neurotransmisor que ayuda a controlar los movimientos musculares y cuyo déficit es clave en esta enfermedad. Finalmente, y aunque quizás esta sea la más difícil de sostener de todas, se ha observado una asociación inversa entre tomar café y el riesgo de suicidio, lo que indicaría que el consumo de esta bebida podría, además de los anteriores, tener efectos antidepresivos.
En definitiva, nuevas evidencias científicas que van derribando mitos sobre una bebida que cuenta con tantísimos amantes en todo el mundo y que, siempre que se consuma moderadamente, puede ofrecer importantes beneficios para la salud a varios niveles.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

El 31 de Diciembre vence el plazo para que Fruterias y Verdulerias se adecúen a la Ordenanza 10.633 "Uso y Ocupación del Espacio Publico"




La Ordenanza 10.633 “ Uso y Ocupación del Espacio Publico” se puso en marcha el 1 de Enero de 2014 y trata (entre otras cosas) acerca la ocupación de las veredas y de dejar libre la "línea de edificación municipal" que es lo que la gente conoce como "el lado de la pared" para que aquellos ciudadanos con algún tipo de dificultad pueda transitar sin riesgos ya que las veredas se encontraban prácticamente “tomadas” por algunos propietarios de comercios.
La mayoría de los negocios como por ejemplo los Bares, Restaurantes y Confiterías  adecuaron su mobiliario e hicieron las modificaciones necesarias para cumplir con  dicha norma.
Los propietarios de Fruterias y Verdulerias expusieron su dificultad para adecuarse a la Ordenanza 10.633 y el Ejecutivo Municipal con buen criterio (que comparto) les otorgo una prórroga de 1 año que vence el 31 de Diciembre de 2015 es decir dentro de 20 días y la preocupación que tenemos desde el órgano que integro que es el "Consejo Asesor en Políticas de Discapacidad" (que promovió la Ordenanza) es que, no vemos ningún movimiento de adecuación en las Fruterias y Verdulerias y faltan muy pocos días para que se venza el plazo.
Es una pena que la funcionaria a cargo de la “Dirección de Inspección General y Habilitaciones” Alejandra Marcieri –que, justo es decirlo, llevó a cabo una excelente gestión- finalize su tarea no habiendo podido dar por terminado este tema es decir haciendo cumplir el compromiso firmado a los propietarios de este rubro.
Por que cumpliendo la Ordenanza se garantiza la libre y segura circulación por las veredas de la ciudad no sólo de las personas con algún tipo de discapacidad sino el conjunto de ciudadanos  que si bien no padece discapacidad pero tiene algún tipo de dificultad (embarazadas, personas mayores, niños, madres con cochecitos o con lactantes, accidentados transitorios, personas obesas, etc.) grupo al que se denomina ‘colectivo de personas con movilidad reducida’ y que en Tandil afecta al 40 por ciento de la comunidad.
Creo que todos los propietarios de Fruterias y Verdulerias deben continuar con su actividad laboral por que  seguramente es su medio de vida y esta bien que  asi sea pero no a costa de la seguridad de todas esas personas  que mencioné en el párrafo anterior con movilidad reducida. Si otros rubros pudieron adecuarse a la Ordenanza no veo por que ellos no. Creo que con un poco de buena voluntad de su parte y dialogando con el Ejecutivo Municipal encontrarán la forma de lograrlo. De esa una única manera tendremos entonces “un Tandil más accesible’”.

lunes, 7 de septiembre de 2015

Programa "Sal de la Mesa" !!!!!



Sigue vigente el Programa "Sal de la Mesa"

El mozo todavía no dejó el plato de la comida en la mesa y el cliente ya tiene el salero en la mano listo para volcar una gran cantidad de sodio sobre el mismo y así colaborar con muchas enfermedades graves y por demás prevenibles.

Esta escena sucede en la mayoría de los bares y restaurantes de la Argentina, donde se consumen casi 12 gramos de sal por día, cuando lo recomendable por la Organización Mundial de la Salud (OMS) son de 4 a 6.
"Desde chicos vamos adquiriendo un "gusto" por sobrecargar de sal nuestro organismo y, si uno está genéticamente predispuesto a no poder soportar esa sobrecarga, puede provocar hipertensión arterial. Se estima que a los dos años de edad los niños empiezan a ser influenciados en sus hábitos de alimentación. Es por esto que la niñez es el mejor momento para educar el paladar y acostumbrarlo a consumir las cantidades recomendadas".
El consumo diario de sal entre los argentinos descendió dos gramos. Pero todavía falta para llegar a lo que se aconseja que es de 4  6 gramos..
Por cada gramo de sal que se reduce en el consumo se evita cada año la muerte de 2000 personas
El Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, Argentina, puso en marcha hace seis años el programa provincial de hipertensión arterial llamado “Sal de la Mesa”, que incluye entre varios puntos, eliminar los saleros de las mesas de los restaurantes y un acuerdo con los sindicatos de panaderos para la elaboración de productos con bajo contenido en sodio.
El objetivo del Programa fue lograr una reducción en el consumo de sal y, con ello, reducir los riesgos cardíacos de la población, lo cual se logró con números concretos.
"Es sabido que su excesiva ingesta (particularmente el sodio que la sal contiene) es el principal factor de riesgo de contraer hipertensión arterial; así como también es un fuerte favorecedor de la aparición de enfermedad de las arterias coronarias, accidentes cerebrovasculares (ACV), infarto agudo de miocardio (IAM), insuficiencia renal y obstrucción de las arterias de los miembros inferiores. Es por esto que las autoridades médicas internacionales recomiendan consumir no más de 5 gramos de sal diarios.
El exceso que ingresa habitualmente a nuestro organismo proviene de 3 fuentes:
La que se utiliza en la cocina del hogar para la elaboración doméstica
La que se agrega en la mesa
La que contienen los alimentos procesados, envasados o enlatados, que utilizan sal para la conservación de los mismos
"El hábito poco saludable de "sobresalar" los alimentos, agregándola a los platos aún antes de probarlos, es una costumbre sumamente negativa pero muy común. La Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, comprobó como dato significativo que el 25,4% de la población argentina agrega siempre sal a las comidas en forma discrecional", apuntó el experto.
La sal puede reemplazarse por muchas especies y condimentos, como el limón, vinagre, aceto balsámico, perejil, orégano, ajo, entre otros. También, pueden utilizarse las sales comerciales con bajo contenido (o carentes) de sodio, que contienen cloruro de potasio en lugar de cloruro de sodio"..
Y explicó que es muy recomendable inducir a las familias a adaptar el paladar a estos productos desde los primeros años, ya que los bebés y los chicos no han acostumbrado aún su paladar a los sabores salados.
SODIO EN LA DIETA
El sodio es un elemento que el cuerpo necesita para funcionar correctamente ya que controla la presión arterial y el volumen sanguíneo. El cuerpo también necesita sodio para que los músculos y los nervios funcionen apropiadamente.
"El sodio se presenta de manera natural en la mayoría de los alimentos. La forma más común de sodio es el cloruro de sodio, que corresponde a la sal de cocina. La leche, las remolachas y el apio también contienen sodio en forma natural. El agua potable también contiene sodio, pero la cantidad depende de la fuente".
El sodio también se añade a muchos productos alimenticios, y algunas de sus formas son: glutamato monosódico (GMS), nitrito de sodio, sacarina de sodio, polvo para hornear (bicarbonato de sodio) y benzoato de sodio. Éstos se encuentran en artículos como enlatados como el pure de tomates,  tomates enteros, arvejas, choclos y otros alimentos enlatados,  salsa de soja, la sal de cebolla, la sal de ajo, cubos de caldo concentrado..
Las carnes procesadas, como la panceta los embutidos y el jamón, al igual que las sopas y verduras enlatadas, también contienen sodio agregado. Por lo general, las comidas rápidas tienen un contenido alto de sodio.
Retirar los saleros no es una estrategia suficiente, ya que cada ciudadano tiene un salero en su casa y es allí donde más come y sala sus comidas. Es necesario una campaña masiva que abarque todas las etapas educativas, ya que en nuestro país el nivel de conocimiento y detección, tratamiento y control de la hipertensión es muy bajo".


lunes, 10 de agosto de 2015

Calambres Musculares: Ni por falta de electrolitos en sangre ni por deshidratación

Calambres Musculares:
Ni por falta de electrolitos en sangre  ni por deshidratación

Un tema muy interesante, sobre todo porque puede afectar muy negativamente al rendimiento deportivo, y es difícil predecir cuándo van a ocurrir es el de la molesta presencia de calambres

En el ámbito del deporte, un estudio del 2009  determinó una cierta relación entre la mayor concentración de electrolitos en el sudor y la ocurrencia de calambres musculares (en realidad determinó que un grupo de deportistas que sufren con cierta regularidad calambres musculares tenía una mayor concentración de electrolitos en el sudor que otro grupo de deportistas que no sufren calambres). Sin embargo, estos resultados no han sido replicados y esta teoría está bastante cuestionada.

Otros autores han intentado buscar la relación entre calambres musculares y el estado de hidratación, pero es una teoría que tampoco ha sido respaldada por datos científicos.

En el 2013, se publicó una investigación muy interesante sobre el origen de los calambres musculares que indica que los calambres tiene un origen "central" es decir da causa neurológica,  mientras que otros factores como la deshidratación o el desequilibrio de electrolitos son secundarios. También indican, que pese a proponer este origen, aun no tienen explicación para determinar la variabilidad o diferencia en la forma de presentación en los calambres que suceden entre personas sometidas al mismo esfuerzo físico.

A modo de resumen, sugieren que el origen de los calambres musculares es principalmente "central" es decir de causa neurológica, pero es necesario investigar más para saber si la deshidratación, balance de electrolitos y la hipertermia (temperatura corporal elevada), aunque no sean factores primarios, juegan un papel (al menos secundario) en la incidencia de calambres musculares en el deporte.